Como pintar sillas de madera

La mejor forma de alargar la vida a una silla es pintarla con colores algo mas contemporáneos. Pero una combinación de colores resaltará su diseño. Acompañanos y aprendamos como se debe pintar una silla de madera.

Cuantas veces no hemos pensado en darle una “manita de gato” a esa silla que se encuentra siempre en la parte mas olvidada de la casa, esperando a ser restaurada o en el peor de los casos, a ser desechada. Sin embargo pasa el tiempo y no se hace nada con ella.

A continuación te mostramos un buen ejemplo de como pintar una silla de madera y darle una vida completamente nueva y divertida.

 

Los materiales que necesitaremos serán;
  • Un bote de pintura en spray color blanco
  • Un bote de pintura en spray del color de tu preferencia
  • Cinta masking tape
  • Mascarilla con filtro
  • y la silla, claro

 

Antes de empezar a pintar, la silla deberá estar completamente limpia de mugre o grasa. La gasolina blanca es un buen limpiador en estos casos.

De ser necesario, deberá quitarse el exceso de laca, si es que la tiene.

Una vez limpia, podemos empezar la primer mano de pintura blanca. De ser necesario aplicamos una segunda y hasta tercer mano.

 

Esperamos al menos un día para que este completamente seca y con el masking tape, cubrimos la parte que queremos pintar de otro color, poniendo cuidado en que la cinta cubra solo la pintura blanca y no cubrir espacios sin pintar.

 

Con el spray en otro color, empezamos a cubrir la parte sin pintar. Igualmente aplicamos cuantas capas sean necesarias para lograr un mejor acabado.

 

Habiendo pasado al menos un día, retiramos la cinta masking.

¡Listo! Ahora nuestra silla tiene una nueva y agradable vista.

 

Este consejo funciona tanto en sillas de diseño moderno o sencillo como en sillas de estilo clásico. De hecho, si combinas el diseño clásico de la silla con colores llamativos y brillantes, lograrás un look ecléctico

Deja un comentario